Fuente GENBETA.COM

Amazon se encuentra trabajando en crear un servicio de entrega premium que sea capaz de repartir los pedidos en media hora desde que se realizan los mismos. El programa se llama Amazon Prime Air y está previsto que entre en marcha en 2015.

En este servicio, los drones cogerían el paquete y con GPS se pondrían en marcha hacia la casa del cliente, donde dejarían el objeto en cuestión. Por supuesto, con su autonomía de 16 km sólo funcionaría en lugares cercanos a los centros de distribución y almacenes de la gigante tienda online. Además, parece lógico pensar que exista una limitación de tamaño y peso, aunque desde Amazon aseguran que más del 85% de los pedidos actuales podrían servirse así.

Por ahora, y aunque como se puede ver la tecnología ya está desarrollada, Amazon se enfrenta a algunos desafíos, el principal es conseguir que los organismos regulatorios den luz verde al uso de drones con fines comerciales.