Noticia12Fuente  CL.NOTICIAS.YAHOO.COM

El auge de internet y los smartphones no sólo permiten rastrear datos inmensos y desvelar a quién se llama y a dónde se va, también abre la puerta al desarrollo de sofisticados sistemas de predicción de mercado, que ya están ofreciendo resultados muy concretos.

En su libro “Big Data” (de Turner) recién publicado en castellano, Mayer-Schönberger, junto con Kenneth Cukie, da detalles sobre esta revolución, que está favoreciendo el desarrollo de nuevos sistemas de predicción y que ya permiten, por ejemplo, detectar en tiempo real cómo se expande una pandemia, sólo con el acceso a comentarios en Google o Facebook de gente que desvela ciertos síntomas o adquiere determinados fármacos.

Con respecto a la interpretación de los datos, en su libro Kenneth Cukier y Viktor Mayer-Schönberger, aclaran: “el valor de la información no reside en los datos concretos, sino en la forma de correlacionarlos para descubrir patrones que ni siquiera se habían imaginado (ni, por supuesto, buscado de forma intencionada). En este mar de información, merece la pena tolerar la imprecisión, la confusión, “aceptar el desorden natural del mundo”, si a cambio se obtiene “un sentido más completo de la realidad”. Y ese nuevo sentido se alcanza a través de las predicciones basadas en correlaciones, capaces de extraer auténtico oro de la “minería” de los datos…”

Pero en el “big data” no es todo perfecto y también existen riesgos o puntos negros, motivo por el que preocupa de sobremanera, que se termine culpando y atribuyendo responsabilidades individuales e incluso castigando a la gente a partir de juicios basados únicamente en predicciones de comportamiento, dada su rigurosa fiabilidad.