FUENTE: XATAKA.COM

Mucha gente tiene la duda de cuál navegador es mejor, para analizar bien el tema hay que tomar en cuenta varias aristas. Después de ser consideradas por cada uno, podemos decidir cuál es para nosotros el mejor de todos.

La página web XATACA (conocida por sus temas de tecnología), para realizar esta comparación, usó las versiones estables de todos los navegadores (Firefox 40, Chrome 44, Opera 32 y Edge 20). Los sistemas operativos usados en las pruebas fueron Windows 10 y Ubuntu 15.04, todos ellos recién instalados en máquinas virtuales de VirtualBox con 2GB de RAM y 2 núcleos de procesador a 3.20 GHz. No se ha incluido Safari en la comparativa ya que Apple no permite virtualizar OS X. A continuación los resultados.

Uso de recursos: RAM y CPU

Una de las discusiones constantes cuando se habla de navegadores es cuál de todos ellos consume menos recursos, así que esta comparativa va a empezar por eso mismo. Eso sí, antes de ir a los números hay que pasar por la parte técnica: ¿qué significa, para nosotros, que un navegador consuma más o menos recursos?

Por un lado, los recursos de nuestro ordenador están para usarlos. Que un navegador consuma poco no significa necesariamente que sea mejor. La memoria RAM guarda los datos que necesita el programa para funcionar (por ejemplo, la información para mostrar una web) y permite acceder a ellos rápidamente, y la CPU ejecuta las instrucciones necesarias para procesar los datos que recibe el navegador y convertirlos en la página que ves (y más cosas).

Que un navegador use poca RAM puede significar que guarda los datos muy eficientemente, o que los tira y los tiene que reconstruir durante unos segundos cada vez que cambias de pestaña. Y si usa poca CPU puede ser que necesite pocas instrucciones para procesar páginas web, o que esté esperando a cualquier otra cosa (escribir un fichero en disco, o a recibir datos por Internet) en lugar de mostrarte la página. En resumidas cuentas, el uso de recursos es sólo una medida más para ver cómo funciona el navegador, y necesitaremos otros datos como cuánto tarda en cargar las páginas o cuánto tarda en arrancar.

Por otra parte, los recursos de cualquier sistema son limitados: si tienes muchos programas funcionando y todos ellos (incluido tu navegador) compiten por una cantidad importante de ellos, tu sistema acabará ralentizándose y quedándose medio colgado.

Uso RAM

1024_2000

Los tests hechos por XATACA, han sido realizados de forma automatizada: un script arrancaba el navegador y medía su uso de recursos. Después, abría una pestaña con una página web, esperaba unos segundos a que la página cargase, y medía de nuevo los recursos. El script llega hasta las veinte pestañas y después las cierra todas para comprobar cómo libera los recursos el navegador.

Para medir el uso de memoria de navegadores multiproceso se ha monitorizado la memoria libre del sistema a lo largo de la prueba, para tener en cuenta la memoria que comparten varios procesos del navegador y que sólo deberíamos contar una vez. Para evitar que otros programas interfiriesen, sólo funcionaba el navegador y el script y antes de cada prueba se forzaba una “limpieza de memoria” (un programa que reserva cada vez más memoria para obligar al sistema operativo a “liberar” toda la que pudiese).

Uso CPU


1024_2000 (1)

Firefox es el más conservador en cuanto al uso de recursos, aunque también es el que peor los libera al cerrar las pestañas. En RAM, Chrome, Opera y Edge son bastante similares, con Edge consumiendo menos para pocas pestañas. Sí es curioso el alto uso de CPU de Edge mientras abría las nuevas páginas (de hecho, era el que peor respondía a las pruebas).

Tiempo de arranque

650_1200

El tiempo de arranque es otra variable importante a la hora de usar un navegador: ¿cuánto tiempo tarda desde que pulsamos el botón hasta que vemos la pantalla correspondiente y responde a nuestros comandos? Para ello se ha hecho la prueba con un script simple: guardamos una marca de tiempo y mandamos al navegador que abra una página local que lo único que hace es mostrar una alerta con otra marca de tiempo cuando acaba de cargarse. Restamos ambos tiempos y ahí tenemos el tiempo de carga. Para tener más confianza en las medidas, repetimos el proceso varias veces con cada navegador.

Hemos medido ambos modos de arranque: en frío (la primera vez que abres el navegador tras arrancar el sistema) y en caliente (cuando ya has abierto y cerrado el navegador previamente). Tal y como funcionan los sistemas operativos, lo habitual es que el arranque en caliente sea considerablemente más rápido que en frío.

En general todos los navegadores se comportan muy bien: salvo Edge, que se queda cerca, todos están por debajo de un segundo en arranque en caliente. A ese nivel, las diferencias son prácticamente inapreciables (aunque, todo sea dicho, el más rápido es Opera). En el arranque en frío Edge es el que mejor funciona, con Opera muy de cerca y con Chrome a la cola con 4 segundos y medio.

Tiempo de carga

carga

Medir el tiempo de carga de una página web es difícil si queremos compararlo entre varios navegadores. En la última comparativa modificamos una página web para añadirle un medidor de tiempo en Javascript, pero eso hace que no podamos ver la eficiencia de un navegador a la hora de paralelizar peticiones a un servidor. Por eso, hemos preferido usar las propias herramientas de los navegadores, que permiten medir el tiempo de carga de una página desde que se manda la primera petición.

El punto malo de este método es que no tenemos en cuenta en qué momento podemos empezar a usar la web que está cargando. Puede que un navegador tarde más en acabar de montar la página pero sea el que antes de permite ver el contenido y moverte por la página. Por eso, esta prueba no debería tomarse como una medida definitiva.

Rendimiento Javascript

javascript

La mayoría de las páginas web dependen de Javascript para mostrar su contenido y para que puedas interactuar con ellas, así que el rendimiento aquí es bastante importante. Para medirlo, usamos varios tests: Kraken, de Mozilla; JetStream, el sucesor de SunSpider; y Octane, del equipo de Chrome. Los resultados a continuación (están escalados por comodidad).

Rendimiento gráfico

grafico

Otra parte importante del rendimiento de los navegadores es el manejo de gráficos. Cada vez más páginas funcionan con animaciones, imágenes y vídeos, así que merece la pena medir lo bien que rinden los navegadores en este aspecto. Para ello hemos usado dos benchmarks: el de WebVizBench y el CanvasMark 2013. Ambos miden el rendimiento del manejo de gráficos y, en el caso de CanvasMark, lo une al rendimiento de Javascript en algunos tests.

Como se ve, los navegadores basados en Blink (Chrome y Opera) tienen un rendimiento mucho mejor que Edge o Firefox en los dos tests.

Cumplimiento de estándares

estandares

Y por último, el cumplimiento de estándares. Este aspecto es complicado de medir: los tests suelen probar si un navegador soporta o no una determinada característica, no si lo hace correctamente y de acuerdo a las especificaciones.

Los tests incluidos han sido el Acid3 (más por nostalgia que por otra cosa: todos los navegadores lo pasan correctamente) y los tests de CSS y HTML5. Edge es el que peor puntuación obtiene, mientras que Chrome y Opera van a la cabeza en HTML5 y CSS3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>